Todos los días en las sociedades contemporáneas las personas tienen que enfrentar los retos rutinarios con éxito, y es que a largo plazo un gran número de personas dejan de poner la misma atención en lo que desempeñan, se puede atribuir al desinterés, pero es que una gran parte vive una vida con estrés; con cientos de notas alrededor del escritorio o el celular lleno de recordatorios.

En lo anterior se puede evidenciar que a través de los años las personas tienden a ser más olvidadizas y dependientes de otros dispositivos. Es por ello que es imprescindible mejorar nuestra memoria a través de una nutrición balanceada, los buenos hábitos alimenticios serán nuestro gran aliado para evitar esos lapsus mentales que nos invaden una que otra vez.

Cabe remarcar que de nada sirve desenvolvernos con buenos hábitos alimenticios si practicas peores hábitos, que en gran medida son los verdaderos responsables causantes de la pérdida de memoria. Entre algunos se encuentran: estrés, dormir poco, fumar o no desayunar.

Los problemas de memoria suelen tomar lugar a mediano y largo plazo, estos pueden desencadenarse multiplicadamente si no se corrigen algunos hábitos. Así que toma acción rápido, si desear tener una memoria sana, fuerte y eficaz de manera prolongada.

Si bien hay productos que contienen los nutrientes necesarios para estimular aquella parte del cerebro que permite almacenar y gestionar tus recuerdos, pero como los nutrientes naturales son los mejores energizantes y potenciadores de la memoria nos centraremos en alimentos naturales que mejorarán tu memoria y adivina que… también ¡Adelgazan!. Basta con incluirlos a diario en nuestro plato del buen comer para percibir en poco tiempo efectos positivos de su naturalidad.

A continuación, te compartimos una lista de 10 alimentos para mejorar la memoria, la concentración y el rendimiento mental. ¡Vamos a conocerlos!

1. Maca

La maca es una raíz andina que tiene propiedades antioxidantes, aumenta la circulación sanguínea a través del cerebro y consecuentemente provoca mejoras en la memoria y la concentración, sin mencionar que también nos ayuda a estar más energéticos y subir nuestro estado de ánimo.

Además, también contribuye a regular las hormonas en las mujeres y aliviar problemas menstruales.

maca-andina
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Es un gran anímico natural pues posee proteínas, aminoácidos esenciales, carbohidratos, fibras, vitaminas, y minerales como el potasio, sodio, zinc, fósforo, hierro, calcio, etc.

Es recomendable no tomarlo antes de dormir e ingerirlo en pequeñas cantidades al iniciar, debido a su poder energizante.

2. Pescado Azul, del mar a su mente

“Cuando se trata de comida y memoria, el pescado puede ser la estrella”, menciona Bauer.

El pescado azul (sardina, atún, salmón, trucha, etc), sin duda es un producto que debe formar parte de tu vida rutinaria, por lo menos tres veces a la semana. Este alimento atribuyendo a sus grandes cantidades de omega-3, un ácido graso, que preserva la salud de las células cerebrales. Puede fomentar la salud en diversos aspectos, pero para ser precisos este ayuda a mantener activa la memoria, evita enfermedades cardiovasculares y disminuye otros como la depresión.

pescado2
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Los especialistas han apuntado que en los infantes el pescado contribuye a un buen desarrollo cognitivo y crecimiento, de modo que fortalece su sistema inmunológico. Por el otro lado, en el caso de los adultos, los ayuda a prevenir y a disminuir el colesterol elevado, las enfermedades coronarias, y además propicia la regeneración de tejidos y cicatrización de heridas.

3. Nueces, los frutos secos más ricos

A todos alguna vez nos ha pasado por la mente que las nueces lucen como una versión miniatura del cerebro humano. Tal vez esto por una razón, nuestro cerebro alberga un sin fin de conexiones neuronales que habilitan a nuestro cuerpo con diversas capacidades, pues las nueces también albergan mucho… la nuez es el fruto seco con más antioxidantes, esta es rica en ácido alfalinoleico y ácidos grasos Omega 3 y 6, también son fuente de proteínas, fibra, vitaminas A y E, fitosteroles, aminoácidos esenciales: arginina, y minerales tales como: el yodo, fosforo, hierro, calcio, magnesio, etc.

nueces
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Bueno pues, los polifenoles que poseen las nueces cuando está en gran medida en el cuerpo humano logran disminuir el estrés, ayudar al corazón y corregir las capacidades cognitivas del cerebro como la memoria.

Según Joe Vinson de la Universidad de Scraton (EE UU) menciona que la nuez es el fruto seco con más antioxidantes, y para obtener sus beneficios recomienda comer 7 nueces al día, la cual es una dosis suficiente para reducir el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares y cáncer.

4. Café, para mantenernos conscientes en la vida nocturna

La cafeína mantiene el mundo nocturno a flote, nos ayuda a estar más activos; atentos y despiertos. También hay mejoras temporales en la concentración y la memoria. Sin embargo, expertos en la materia afirman que lo mejor es sólo tomar un par de tazas al día, evitando hacerlo por lo menos 8 horas antes de ir a dormir para que no interfiera con las horas de sueño.

cafe
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Además, el café ayuda a eliminar el tejido graso del cuerpo a través de acelerar el metabolismo ya que este es el encargado de quemar la grasa y aumentar los niveles de energía y que, a su vez, nos permite desplazarnos. Aunado a esto, estudios han demostrado que cuanta más cafeína consume una persona, más aumenta su metabolismo (en otras palabras, se quema más calorías en reposo).

5. Chocolate negro, para evitar subir de peso

Si eres alguien que simplemente no se puede sacrificar con la dieta y además eres un amante del chocolate. Hay una buena noticia, la solución para ti es el chocolate negro. Gracias a los flavanoles que se encuentran en el cacao y que tienen propiedades muy beneficiosas.

El cacao es una rica fuente de flavanol, un antioxidante que estimula la circulación de la sangre en el cerebro. El chocolate oscuro, que es el que concentra mayor cacao puro, lógicamente es el que contiene más contenido de flavonoides. Pero ¡ojo! Debe ser chocolate negro, nada de chocolates con leche o blancos.

chocolate-negro
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Según especialistas, el chocolate reduce problemas vasculares, la demencia y mejora la salud cardiovascular. Además, el flavanol también puede ser encontrado en las frutas, la soja, el té y el vino. Entonces tal vez comer 30 gramos de chocolate negro al día no sea una mala idea, verás buenos resultados de esta delicia de los dioses.

6. Ginkgo Biloba, para no olvidar donde quedaron las llaves

El ginkgo biloba, un árbol antiguo, ha sido el encargado oxigenar las ideas de las personas durante un largo tiempo. A través de la oxigenación, se fomenta una buena circulación del cerebro que potencia las capacidades mentales y la memoria. Es una herramienta de estudio para investigadores que han demostrado la eficacia del Ginkgo Biloba para tratar enfermedades como el Alzheimer o la Demencia Senil. Aunque no la recomiendan tomar en mujeres durante el embarazo ni en el periodo de lactancia.

ginkgo_biloba
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
7. Betabel o Remolacha para un cuerpo fuerte

Un cuerpo sano consiste de un buen y consistente latido del corazón, y de un cerebro saludable. Toda célula del cuerpo necesita de una administración constante de nutrientes y oxígeno para permanecer en un ciclo funcional de manera correcta. Y el betabel o la remolacha se dan a esta tarea; a través de llevar a cabo ejercicio regularmente, mantener los niveles de presión correctos (menor a 120/80) e ingerir betabel ya sea en otros alimentos. Ayudará a mejorar y regular un ritmo cardíaco (circulación de la sangre), garantizando la llegada de nutrientes al cerebro.

cupcakes-de-betabel
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Debemos saber que tener una mente sana significa un cerebro lleno de neuronas que están bien nutridas, permitiéndote pensar y recordar con claridad nuestras tareas de la vida diaria.

8. Los cítricos, para una piel y mente radiante

Todas las frutas (casi todas en variedad) tienen un compuesto imprescindible para el combustible del cerebro¿adivinas?… los carbohidratos o azucares, es importante remarcar que estos son buenos de manera moderada por ello mismo las frutas que cumplen con este requisito son los cítricos y los frutos rojos o silvestres. Además, estas poseen azucares naturales; la fructuosa y glucosa, en vez de la sacarosa (azúcar de mesa).

La gran importancia de los cítricos radica en su amplia concentración de Vitamina C. Esta vitamina contribuye al cuidado de la piel; reduce las arrugas y mejora la elasticidad, así como también desaparece manchas en la piel. Por otra parte, su propiedad antioxidante elimina los radicales libres que pueden causar daño a la pared de las arterias y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y derrame cerebral, reduce el colesterol y mejora el flujo sanguíneo, de este modo previniendo enfermedades del corazón.

citricos
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

La vitamina C de las naranjas desempeña un papel importante para proteger al sistema nervioso de los efectos nocivos del estrés, al inmunitario de los resfriados. Mientras tanto, ¡el limón tiene propiedades quemadoras de grasa!

Los cítricos, entre los que podemos encontrar son: las naranjas, limones, toronjas, o kiwis son beneficiosos por su alto contenido en vitamina C.

9. Frutas Silvestres para dar mantenimiento a las neuronas

Los frutos rojos son una gran fuente de fibra, antioxidantes también vitamina C, ácido fólico, potasio, calcio, etc. Su gran diversidad de nutrientes ayuda contra el deterioro de las células cerebrales, protegiendo de la descompostura mental. Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard halló que las mujeres que comen al menos una taza de moras y fresas a la semana experimentan un retraso de 2.5 años en deterioro mental a comparación de mujeres que no las solían ingerir.

arandanos-azules
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

De las varias frutas silvestres que existen: Arándano azul, arándano rojo, cereza, frambuesa, fresa o frutilla, grosella, zarzamora, mora andina, etc. Los más resaltantes son los arándanos, específicamente los azules debido a que facilitan el cuidado de la memoria y el aprendizaje, ya sus nutrientes inhiben el daño celular causado por los radicales libres, la cual es la causa principal del deterioro cognitivo.

10. Ginseng probablemente una de las plantas más dotadas de propiedades

¿Nunca te has percatado de todos los fármacos (en suplementos para la memoria) que contienen el ginseng? Hay en variedad, es por ello que tiene bastantes beneficios esta planta, pero solo nos centraremos en cuatro:

1.- Aumenta la concentración y el aprendizaje: El ginseng, junto con el ginkgo biloba, corrige la concentración y el aprendizaje, por lo que es un remedio natural para estimular las funciones cognitivas y en general la actividad del sistema nervioso central.

2.- Estimula el funcionamiento del sistema inmunológico: Nos ayuda a mantenernos saludables, evitando gripes, resfriados, etc. y en el caso de caer enfermos nos ayuda a recuperarnos más rápidamente. Además, tiene un efecto antitumoral debido a que algunos polisacáridos (uniones de azucares) del ginseng aumentan la actividad de las células que nos defienden contra el cáncer. Por otro lado, los ginsenósidos han demostrado tener acción antimetastásica.

ginseng
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

3.- Nos ayuda a sentirnos más energéticos: El ginseng combate el estrés y el cansancio, resultando como un complemento natural adecuado durante la astenia producidas por a un alto desgaste físico y mental dando un efecto vigorizante.

4.- Ofrece regulaciones al sistema cardiovascular: Tradicionalmente se ha utilizado el ginseng para evitar y combatir trastornos circulatorios, para reducir la tensión arterial, regular las arritmias, mejorar la función del corazón y proteger el miocardio.

 

La buena memoria y la agilidad mental desempeñan un papel fundamental en la vida de toda persona, pues gracias a estas se tiene la facilidad de realizar muchas labores cotidianas.

Muchos piensan que mantenerla en perfectas condiciones es algo ajeno a nuestro control, pero lo cierto es que se trata de una habilidad que se puede entrenar y mejorar a través de la práctica de hábitos saludables.

Al igual que otras áreas del cuerpo, estas requieren de una buena alimentación para funcionar en perfectas condiciones y conservarse bien a pesar de los años.

Si bien el envejecimiento las suele deteriorar, las sustancias que tienen algunos ingredientes pueden ayudar a fortalecerlas y mejorarlas para no desarrollar problemas en edades tempranas.

Nota: Siempre se debe saber que no existen alimentos mágicos para perder muchos kilos de un día para otro, sino estos deben formar parte de tus hábitos alimenticios cotidianamente.